Recuperación de Ligamento Cruzado Anterior: propuestas basadas en la evidencia

Recuperación de Ligamento Cruzado Anterior: propuestas basadas en la evidencia

El Ligamento Cruzado Anterior o LCA, es uno de los principales quebraderos de cabeza de los preparadores físico, readaptadores y médicos deportivos en la actualidad. Su lesión, de alta prevalencia, es una de las más comunes en el deporte, especialmente en aquellos en los que acontecen aterrizajes y cambios de dirección (Stuelcken MC y cols., 2016). Su mecanismo lesional, en comparación con otras lesiones, es complejo, por lo que los programas de rehabilitación y readaptación funcional son diferentes en función del mismo.

De esta forma, se han  propuesto cuatro teorías (Hewett TE y cols., 1996) para caracterizar el riesgo de lesión en deportistas:

Teoría de dominancia ligamentosa

La rodilla, en una posición de valgo y el fémur en aducción y rotación interna, sobrecarga el ligamento de forma excesiva

Teoría de dominancia del cuádriceps

La rodilla extendida, con una activación excesiva del cuádriceps en relación a los isquiotibiales, genera un movimiento de cizalla anterior

Teoría de dominancia del tronco

La musculatura del tronco controla la biomecánica de la cadera. Por ello, un mal funcionamiento podría llegar a afectar a la rodilla

Teoría de dominancia bilateral

Valores de fuerza superiores en un lado del cuerpo, tanto en la cadena de extensión como de flexión de la rodilla.

Amplía tu conocimiento en anatomía 3D de forma interactiva

Para poder realizar una recuperación funcional de éxito, no solo es importante conocer los diferentes mecanismos lesionados que hemos descrito anteriormente. La anatomía y fisiología de cada músculo, ligamento o articulación configura la funcionalidad de cada estructura y, lo que es más importante e interesante, de las estructuras sinergistas y accesorias que lo rodean y actúan en conjunto.

En el siguiente esquema interactivo en 3D, te enseñamos aquella musculatura que es interesante de evaluar y/o entrenar en sinergia con el LCA durante programas de prevención y readaptación funcional. Una forma de llegar a conocer qué musculatura puede influir en el LCA es conocer qué músculos están involucrados en la cadena de extensión (debido al cuádriceps) y cadena de flexión (debido a la musculatura isquiotibial). En este enlace, podrás encontrar más información al respecto.

Además de basar los programas de prevención y readaptación funcional en mecanismos lesionales y anatomía, la evidencia científica nos muestra cuáles pueden ser los caminos más efectivos para ello. Así, Alver Lopes y cols. (2017) en un reciente meta-análisis han mostrado la evidencia científica de las efectividad de los diferentes programas de prevención sobre las cuatro teorías de riesgo de lesión expuestas al principio.

Los resultados que encontraron ante los diferentes programas de prevención de lesiones fueron:

  1. Teoría de dominancia ligamentosa: el pico del momento de abducción en el momento del landing o recepción tras un salto disminuyó tras programas de prevención de lesiones. Sin embargo, la aducción de cadera, el pico de aducción de cadera, la abducción de rodilla y el pico de abducción de rodilla no cambiaron.
  2. Teoría de dominancia del cuádriceps: la flexión de cadera, el pico de flexión y el pico de flexión de rodilla incrementaron tras programas de prevención de lesiones, mientras que el momento de flexión de rodilla disminuyó. Sin embargo, el pico de momento de flexión de cadera, flexión de rodilla y el pico de fuerza vertical no cambiaron.
  3. Teoría de dominancia del tronco: sólo un estudio investigó esta teoría. No encontraron diferencias estadísticas en la flexión lateral de tronco o rotación de tronco tras programas de prevención.
  4. Teoría de dominancia bilateral: ninguno de los estudios analizados analizaron esta teoría.

Este tipo de estudios de conclusiones globales (meta-análisis) realizados sobre algo tan complejo como la recuperación o prevención de un LCA son complicados de valorar en conjunto, puesto que no se muestran las diferentes propuestas de prevención de forma específica.

Aunque en este estudio la Teoría de dominancia bilateral no se analizó, desde Science2improve te proponemos una batería de test para la readaptación funcional de un LCA, en concreto para evaluar tanto el déficit bilateral como el ratio de fuerza entre el cuádriceps y los isquiotibiales (Teoría de dominancia del cuádriceps).

¿Qué criterios debemos seguir para determinar, con los test anteriores, si el deportista está listo para volver a entrenar con el grupo? Aunque en la actualidad, para nuestro conocimiento, no existen estudios que confirmen datos normativos de return to training o return to play, desde Science2improve abogamos por utilizar el sentido común en estos casos. En primer lugar, es importante escuchar las sensaciones del jugador al realizar los diversos test de sala y campo. Además, estudiar las diferencias bilaterales y agonista-antagonista en aquellas cargas que el deportista sea capaz de movilizar tanto a la velocidad de la competición o gesto específico, como un poco por encima.

  • Utiliza el video análisis para test de prevención de lesiones en LCA

  • Monitoriza el momento de abducción de rodilla en el landing

  • Evalúa la fuerza agonista-antagonista en test específicos

¿Qué hemos aprendido?

Alejandro Muñoz López

Science2improve CEO |
Doctor en Ciencias del Deporte |
Máster Oficial en Rendimiento Físico y Deportivo |
Máster en Preparación Física y Recuperación de Lesiones en Fútbol | Máster Profesional en Alto Rendimiento en Deportes de Equipo |

By | 2018-01-28T17:34:05+00:00 agosto 5th, 2017|Categories: Artículos científicos, Propuestas de trabajo|0 Comments